fbpx
Arreglar pinchazo bici sin parches

Cómo arreglar un pinchazo de bici sin parches

Los pinchazos son el enemigo número 1 de todos los ciclistas, ya sean urbanos, de carretera o de montaña. En la ciudad, por ejemplo, lo cierto es que puedes encontrar muchísimos elementos en el suelo que pueden provocar el pinchazo de una rueda de tu bici, desde cristales hasta clavos o chinchetas. Pero, como ya debes saber, incluso puedes pinchar por un llantazo, es decir, por nuestra propia llanta al llevar poca presión y pellizcando la cámara.

Cuando esto sucede, el contratiempo es morrocotudo. Como apunte curioso, los antiguos fenicios ya temían la posibilidad de que algo hiciera que sus ruedas de madera se dañaran y usaban pasta de trigo para tapar los agujeros.

En una rueda de bici, la pasta de trigo no sería muy útil, pero sí que lo son los famosos parches, que además son bastante económicos. Sin embargo, no siempre los llevamos encima y a veces vienen bien algunas ideas dignas de MacGyver para salir del paso.

Es por ello que hoy vamos a compartir contigo algunas de las mejores opciones para arreglar un pinchazo del neumático de la bici sin parches. Ten en cuenta que todos ellos son temporales (por si estás lejos de casa o no has tenido tiempo de arreglar el pinchazo de un día para el otro) pero lo mejor que puedes hacer tras un pinchazo es cambiar la cámara. Además, aprovecharemos la ocasión para hablarte sobre qué papel juegan los neumáticos en el peso de la bici.

Arreglar un pinchazo con un cordón

En Park Division nos cuentan un truco muy interesante para reparar el pinchazo con la ayuda de un cordón. Como puedes ver en el vídeo, aíslan el trozo de la cámara donde está el agujero con el cordel.

Reparar el pinchazo con una etiqueta o un trozo de cámara

Internet está lleno de ideas muy originales para salir del paso cuando no se tiene ningún parche para reparar la bici. En este vídeo verás cómo se usa un trozo de otra cámara para pegarlo en el agujero como si se tratara de un parche y, a continuación, puedes ver al crack de Valentí dando una masterclass de ingenio y usando una etiqueta de su nueva bicicleta para evitar que se deshinche la rueda:

La “técnica del chorizo” para reparar un pinchazo

Esta técnica consiste en hacer un fuerte nudo en la parte de la cámara donde hay el agujero, de manera que quede como si fuese un chorizo casero. En este ejemplo, se usa otro trozo de cámara para hacer ese nudo.

Los neumáticos de Carmela Bikes: Ligeros y resistentes

Los neumáticos, aunque no lo parezca, son unos componentes pesados y, al ser dos, hacen que gran parte del peso de la bicicleta dependa de ellos. Cuanta más protección antipinchazos tiene un neumático, mayor es su peso.

En Carmela uno de los objetivos a la hora de fabricar una bici eléctrica urbana era lograr la máxima ligereza posible. Sin embargo, no podíamos dejar de lado la seguridad antipinchazos, por eso encontramos el equilibrio perfecto.

Los neumáticos de Carmela son de la marca Innova, con una protección antipinchazos media que cuenta con una tecnología propia llamada protection Light Guard. En total, cada neumático pesa 460 gramos.

Para que te hagas una idea, un neumático sin protección antipinchazos de 24 pulgadas suele pesar unos 350 gramos. Teniendo en cuenta que son dos neumáticos por bici, la diferencia es de tan solo unos 220 gramos respecto a nuestro modelo.

En algunos casos, los neumáticos con una alta protección antipinchazos puede añadir hasta 1 kilo más en la bicicleta, algo que nosotros no queríamos. Además, Carmela está ideada para ir por el asfalto de la ciudad, de manera que no es un terreno tan extremo como el de una montaña.

Además, en la ciudad (casi) siempre tienes sistemas para volver a casa o solucionar el pinchazo, mientras que en la montaña puedes quedarte tirado si no vas preparado o no conoces los sistemas que te hemos contado hoy sobre cómo reparar pinchazos sin parches.