fbpx
Bicicleta urbana minimalista

Bicicleta minimalista de ciudad: ¿Cuál es la mejor?

Según la RAE, el minimalismo es aquella estética que “busca la expresión de lo esencial eliminando lo superfluo” o, como se diría popularmente, cuando “menos es más”. Esto puede aplicarse en la decoración de un hogar, en la usabilidad de una página web o en una obra de arte, pero también en el diseño de una bicicleta.

Son muchas las personas que preferimos una bicicleta minimalista para ir por la ciudad, tanto por un tema estético como por motivos de agilidad y comodidad. A continuación te vamos a presentar una de las mejores, ganadora de un premio al mejor diseño del año y con características inigualables.

Carmela, la mejor bicicleta minimalista de ciudad

Fíjate bien en la siguiente foto de Carmela:

Bicicleta minimalista

A nosotros nos parece de un minimalismo tan bello como cuando una madre te da un abrazo. Quizás en el momento te parece uno más, pero es único y cuanto más piensas en él y lo valoras, más te gusta. Carmela es como ese abrazo, ya que a medida que vas dándote cuenta de lo bonita que es, más la quieres.

Cada uno de sus componentes está pensado minuciosamente. Hasta el último mecanismo o tornillo ha sido fabricado y escogido para su función, sin elementos de más. Diseño, simplicidad y funcionalidad en su máxima expresión, potenciadas por los colores blanco y negro, que dan un toque limpio y moderno.

Tanto es así que, en 2018, Carmela ganó el Premio Delta Oro ADI-FAD 2018 al Mejor Diseño del año en Movilidad.

Carmela no solo es un medio de transporte. Es un complemento para tu día a día e, incluso, puede servir como un elemento decorativo más en tu casa. Gracias a que se puede plegar, ocupa menos de 30 cm de ancho, de manera que puedes dejarla en el pasillo, colgada en la pared o en el recibidor y, a diferencia de otras bicis, no será un estorbo, sino un complemento decorativo que llamará la atención de todos tus invitados.

Una bicicleta minimalista, ligera y cómoda

Uno de los grandes motivos de crear una bicicleta minimalista, además de por su diseño, es porque queríamos lograr que pesara lo menos posible. Carmela es una bicicleta eléctrica de ciudad y durante el día a día es posible que tengas que subirla por alguna escalera, al tren o arrastrarla a tu lado.

Por esa razón, Carmela solo pesa 15 kilos, siendo así la bicicleta eléctrica más ligera del mercado. Las bicicletas plegables que estamos acostumbrados a ver pesan unos 5 kilos más, ya que su sistema de plegado por el medio requiere de una bisagra que pesa mucho.

Al tratarse de una bicicleta minimalista de color blanco y negro podrías pensar que puede verse sucia rápidamente, pero nada más lejos de la realidad. Carmela cuenta con un sistema que hace que no tenga grasa por fuera, de manera que es una bici limpia y sin riesgo de manchar los pantalones o el vestido para ir al trabajo.

Si quieres comprobar tú mismo/a cómo se siente al montar en una Carmela, te animamos a pedir una prueba para ver lo bonita que es y sentir una sensación indescriptible al montar en ella. ¡Pide tu prueba sin compromiso!