Ir a trabajar en bicicleta

Bicicleta para ir al trabajo: Cómo elegir la mejor para ti

En los últimos años cada vez más personas optan por ir en bicicleta al trabajo y, sin duda, los beneficios respecto a usar el coche o la moto son muchísimos. El ahorro de dinero, la actividad física o el fomento de la sostenibilidad son solo algunos de ellos. 

También hay muchas ventajas respecto a viajar en transporte público, ya que además del ahorro de tiempo y dinero ahora nos encontramos con otra realidad: la posibilidad de contagio por el COVID-19. Yendo en bicicleta reduces drásticamente ese peligro que sí que existe en el metro o el autobús.

Podríamos estar horas hablando de los beneficios de la bicicleta como vehículo para ir a trabajar pero es posible que tengas en la mente otras dudas que para ti puedan ser consideradas “desventajas” y que te tiran atrás. ¿Voy a llegar sudado/a al trabajo? ¿Una persona mayor o con poca forma física puede ir a trabajar en bicicleta? ¿Y si me mancho? ¿Dónde la guardo?

Todas estas dudas, y muchas más, te las vamos a despejar en este artículo, presentándote la mejor bici para ir a trabajar. Se trata de Carmela Bike, una bicicleta eléctrica segura, limpia, ligera y que ocupa muy poco espacio. Si no terminas de creértelo, sigue leyendo.

Bicicleta electrica para ir a trabajar

Bicicleta eléctrica para ir al trabajo

Empezamos con el eterno dilema sobre si es mejor una bici convencional o una eléctrica para ir al trabajo. En este caso, Carmela es una bicicleta eléctrica, aunque se puede usar sin batería como una bici normal.

Una bicicleta eléctrica te permite pedalear sin demasiado esfuerzo, de manera que evitarás llegar al trabajo con sudor, especialmente en los meses más calurosos. Además, no hay que sufrir por el estado físico, ya que cualquiera puede recorrer grandes distancias gracias al empuje que aporta el motor. Incluso si tu camino hacia el trabajo tiene pendientes pronunciadas, con la bicicleta eléctrica podrás subirlas sin problemas.

Bicicleta eléctrica segura para ir a trabajar

La seguridad es importantísima y, por ello, las ciudades hace unos años que se han puesto las pilas y están adaptando cada vez más sus calles a las bicicletas. Por ejemplo, Barcelona tiene a día de hoy una red de carriles bici de más de 300 km

Pero además de la seguridad que nos pueda dar el entorno, también hay que hablar de la seguridad encima de la bici. En ese caso, el tamaño de la rueda juega un papel fundamental, ya que cuanto más pequeña sea, menos estabilidad tiene. Ese es uno de los mayores problemas de las bicicletas plegables, ya que suelen tener ruedas pequeñas y, por ejemplo, pueden causar problemas cuando hay baches.

La Carmela tiene un tamaño de rueda de 24 pulgadas, ideal para que la bici sea suficientemente compacta y ligera. Además, cuenta con un sistema de frenos de disco hidráulico, como el de una moto, para un control total.

Bici electrica para ir a trabajar

Bicicleta limpia para llegar al trabajo sin manchas

Muchas personas tienen que ir al trabajo bien vestidas y, aunque ese no sea tu caso, tampoco es plato de buen gusto llegar con alguna mancha de la bici en el pantalón.

Para solucionar eso, Carmela ha sido diseñada para que no tenga ni un ápice de grasa en su exterior. La cadena (nosotros le llamamos correa) es de goma en lugar de metálica y el cambio de marchas está totalmente cubierto. Además, Carmela Plus dispone de guardabarros para evitar que la suciedad salpique.

Una bicicleta que ocupe poco espacio en la oficina

Es común que la gente opte por una bicicleta plegable porque ocupan poco espacio, ya sea cuando se guardan en casa o en la oficina. Sin embargo, la bisagra que se usa para “doblar” la bici es muy pesada y en Carmela teníamos claro que la bici debe ser lo más ligera posible (solo pesa 15 kilos).

¿Cómo soluciona Carmela el hecho de no ser plegable por la mitad? Los pedales se pueden plegar, así como el manillar, que puede girar sin que la rueda haga lo mismo. De esta forma, la bicicleta termina ocupando solo 30 cm de ancho, poco más de un palmo, y se puede dejar apoyada en la pared sin molestias. ¡Incluso puedes dejarla en el pasillo de tu casa!

Sin duda, Carmela es tu mejor bicicleta para ir al trabajo.