fbpx
Cómo llevar la bicicleta en la furgoneta

Cómo llevar la bici dentro de la furgoneta

Somos muchas las personas que tenemos una furgoneta o una autocaravana y queremos llevarnos la bicicleta allá donde vamos. Normalmente, cargamos con una bicicleta de montaña o de carretera para hacer ejercicio y visitar paisajes espectaculares cuando nos escapamos de las grandes ciudades.

Sin embargo, cada vez es más común viajar a ciudades de España y especialmente de Europa con nuestras bicis urbanas y hacer turismo con ellas. Disfrutar de los carriles bici de algunas ciudades como Barcelona, Amsterdam, Copenhague o Burdeos es una experiencia muy enriquecedora.

A continuación, te vamos a explicar varias formas de llevar la bici dentro de la furgoneta para tus viajes, tanto si son cerca como lejos.

Portabicicletas interior para furgoneta

La forma más común de llevar una o varias bicicletas en el interior de una furgoneta es mediante la instalación de de un portabicicletas. En el vídeo puedes observar cómo suele ser el procedimiento.

Aunque no tiene demasiada complicación, sí que requiere cierto tiempo, ya que además hay que desmontar la rueda delantera de la bicicleta. Para dormir dentro de la furgoneta tendrás que quitar el portabicis y dejarla fuera o lo más arrinconada posible.

Otras formas de llevar la bicicleta en el interior de la furgoneta

En el foro Furgo VW también nos dan varias ideas y trucos para llevar la bicicleta dentro de una furgoneta sin la necesidad de usar un portabicicletas. La mayoría de los sistemas son mediante cintas y la verdad es que son muy interesantes.

Ten en cuenta que la normativa estipula que la bici tiene que ir perfectamente sujeta para que no pueda caerse, desplazarse, arrastrarse, producir ruidos, polvo o provocar otras molestias. Además de prevenir accidentes o multas, tener la bici bien sujeta también evitará que la furgoneta reciba golpes.

Si tu bicicleta es plegable, guardarla todavía será más sencillo. La mayoría de las bicicletas plegables lo hacen por la mitad, aunque esto tiene varios inconvenientes. En cambio, bicicletas eléctricas como Carmela Bikes permiten plegar los pedales y girar el manillar sin que también lo haga la rueda, de manera que ocupa menos de 30 cm de ancho, es decir, poco más que un palmo. Esto permite amarrarla en la pared interior de la furgoneta de forma sencilla y ocupando muy poco espacio.

Llevar la bicicleta en la furgoneta

¿Cómo llevar la bicicleta fuera de la furgoneta?

Fuera de la furgoneta o de la autocaravana, la mejor manera de llevar la bici es mediante un portabicicletas instalado en el portón trasero. Los hay que permiten llevar hasta 4 bicicletas a la vez. Con Carmela es posible usar esos 4 espacios, mientas que otras bicicletas no suelen caber y solo sirven 2 de los 4 espacios.

Aun así, te recomendamos que si estacionas la furgoneta y te vas a algún sitio sin las bicis, las pongas dentro para evitar un robo o que se dañen por algún tipo de incivismo o de inclemencia metereológica. En este caso, sí que puedes dejarlas dentro sin que estén sujetadas por algún portabicis interno o unas cintas, ya que la furgoneta no se va a mover, y con Carmela no tendrás que preocuparte por el espacio.