fbpx
Cómo saber si una bicicleta es robada

Cómo saber si una bici es robada: 4 formas infalibles

¿Cómo saber si una bici es robada? Esta pregunta se la hacen constantemente aquellas personas que están interesadas en comprar una bicicleta de segunda mano a un desconocido. Aplicaciones como Wallapop, Vibbo o Milanuncios, consideradas entre las 8 mejores apps para vender tu bici online, hacen que sea muy sencillo que alguien robe una bici, se cree una cuenta falsa, venda la bicicleta a los pocos días y desaparezca.

Como no queremos tener sorpresas desagradables y comprar una bicicleta que ha sido robada, que incluso haya alguien que esté buscando o esté denunciada en comisaría, vamos a darte algunos consejos para asegurarte de que tu compra no tiene riesgo alguno.

Hacer preguntas clave sobre la bicicleta

Antes de quedar con el vendedor puedes aprovechar el chat que suelen incluir las aplicaciones de compraventa para hacer varias preguntas sobre la bicicleta. Según sus respuestas podrás ver si se trata de una persona más o menos fiable.

Una pregunta que no puede faltar es si tiene factura original de la bicicleta o algún tipo de comprobante de que la bici ha sido comprada. En caso de que la respuesta sea negativa, podemos preguntar por “dónde se compró la bici”. Si es robada seguramente dirán que la compraron a un amigo o no sabrán darte una respuesta coherente.

También suele ser común “desenmascarar” a alguien cuando le pides que te haga una foto de su DNI para quedarte más tranquilo/a, ya que suelen negarse.

Desconfiar de ofertas increíbles

Algunas veces nos puede cegar el hecho de ver una oferta irrepetible. Bicicletas que nunca habíamos visto tan baratas y en perfectas condiciones. ¡Desconfía!

No decimos que siempre signifique que hayan sido robadas, pero vuelve al punto número 1 y haz las preguntas necesarias para asegurarte de que no hay truco escondido. También puede ser que no se trate de una bici robada pero que tenga ese precio tan bajo porque está hecha polvo. Por ello, siempre es recomendable revisarla en el momento de la compraventa e incluso probarla.

En el momento de revisar la bici fíjate también en su número de bastidor. En caso de verse borroso, como si alguien lo hubiese querido quitar, es mejor no arriesgarse a comprar la bicicleta.

Consultar páginas web de bicis robadas

En Internet encontrarás varias páginas web en las que los propietarios de las bicis robadas publican desesperados fotos e información sobre sus bicis. Si sabes la marca y el modelo, búscalo en esas webs. También encontrarás muchos consejos sobre cómo evitar el robo de tu bici y cuál es el mejor candado antirrobo del mercado.

Además, hay comunidades autónomas que disponen de registros oficiales de bicicletas robadas. En Cataluña, por ejemplo, los Mossos d’Esquadra cuentan con una página web en la que puedes buscar el número de registro o de bastidor para saber si forma parte del registro de bicis robadas.

Comprar a vendedores autorizados

Hemos dejado para el final el consejo más evidente pero que, a la vez, es el que mejor te puede evitar caer en la trampa de comprar una bici robada: hacer la compra en una tienda. Aunque el precio sea más elevado que en una app de compraventa, tienes la garantía de que esa bici va a estar en perfectas condiciones y regulada por la normativa. Y en caso de haber un fallo, sabes dónde tienes que ir a reclamar.

Es especialmente recomendable comprar en una tienda autorizada si lo que buscas es una bicicleta eléctrica, ya que en ese caso entran en juego piezas y estructuras complejas de arreglar por ti mismo.

Ya sabes el refrán: “lo barato, puede salirte caro” y en cuestiones de bicis es mejor no jugársela.