fbpx
Mejor bicicleta eléctrica 2020

Guardar bicicletas en la terraza: Consejos y cosas a evitar

Guardar bicicletas en la terraza es una solución por la que optan muchas personas, tanto si tienen una sola bici como si deben agudizar su ingenio para almacenar las bicicletas de toda la familia. Dentro de casa no siempre contamos con el espacio suficiente y tenemos que recurrir al exterior para dejar nuestra compañera de dos ruedas.

En este artículo encontrarás consejos muy útiles para guardar las bicis correctamente en la terraza, incluso si son eléctricas. Además, conocerás por qué nuestras Carmela son bicicletas ideales para guardar en poco espacio gracias a que puedes plegar partes como el sillín o el manillar.

Consejos y cosas a evitar al almacenar la bici en la terraza

Las bicicletas deben tener su propio sitio reservado en casa, ya sea en el interior o en el exterior. Si no tienes suficiente espacio dentro tendrás que guardarla en el balcón, terraza o patio.

El consejo principal es protegerla del sol y de la lluvia así que, dentro de lo que cabe, busca un sitio con sombra y lo más resguardado posible. Está claro que por unas semanas expuesta a los rayos del sol o a la humedad no le va a pasar nada a tu bici, pero con el paso del tiempo puede irse deteriorando, especialmente los neumáticos, los mangos y la transmisión.

Como guardar la bici en la terraza

En caso de que hayas probado varios sitios de tu terraza y sigas viendo cómo las inclemencias meteorológicas siguen impactando en tu bici, la solución ideal es una funda impermeable.

Además, evita el típico pensamiento de “como está en la terraza ya se limpiará sola”. Tanto si tienes una bicicleta urbana como una de montaña, si llega sucia a casa debes limpiarla. La suciedad y el barro se solidifican rápidamente y, con el paso del tiempo, pueden ser difíciles de quitar, arriesgándonos a levantar la pintura. ¡El mantenimiento es esencial!

Guardar una bicicleta eléctrica en la terraza

Lo que hemos explicado anteriormente también tiene su aplicación en las bicis eléctricas. En el caso de las Carmela Bikes, diseñadas y fabricadas en Barcelona, resistirán como cualquier otra bicicleta que cuente con materiales de alta calidad.

Partes que podrías pensar que son delicadas, como la batería, el motor o el cambio de marchas están pensados para ser lo más resistentes posible, por eso están cubiertos. A su vez, esto las convierte en bicicletas muy limpias, ya que no tienen grasa en ninguna parte del exterior.

¿Seguro que no te cabe en casa? Lee antes de responder

Aunque queremos dejar claro que no tienes que tener ningún reparo en dejar tu Carmela en el balcón o terraza, como si fuese una bicicleta sin motor, siempre será mejor si la almacenas en casa.

Seguramente muchos de vosotros pensaréis que no tenéis espacio dentro de casa, pero eso es porque todavía no conoces todo lo que Carmela ha pensado para ser lo más “poco espacio friendly” posible.

Concretamente, las Carmela Bike permiten plegar los pedales y el manillar sin que se gire la rueda. De esta forma, se puede apoyar en la pared y ocupar un ancho de tan solo 30 centímetros. ¡Esto no lo firman ni las bicis plegables!

Una forma muy común de guardarlas es colgándolas en la pared. Por suerte, a diferencia de muchas otras bicicletas eléctricas, las Carmela son muy ligeras. Sin la batería tan solo pesan 13 kilos y puedes elevarlas sin problemas aunque no tengas mucha fuerza.

Por último, el diseño limpio, moderno y fresco de la Carmela también la convierten en un elemento decorativo muy original cuando está en casa. ¡No la escondas en la terraza y sorprende a las visitas con tu bici!