La opción más cómoda y segura para moverse por la ciudad

Carmela es la bicicleta eléctrica ‘made in Barcelona’ que quiere liderar la transición energética de las ciudades con un vehículo seguro, versátil y limpio

 

Barcelona ya cuenta con más de 300 vías ciclables

Barcelona ya cuenta con más de 300 vías ciclables

 

Si hay un vehículo capaz de liderar la transformación energética de las ciudades, es la bicicleta. Paradójicamente cuenta con aproximadamente dos siglos de historia, pero es el único capaz de asegurar un futuro a todos los que vivimos en ellas. Uno donde la movilidad urbana ya no sea un desafío, sino la tabla de salvación de ciudades altamente contaminadas y estresadas. La bicicleta es la reina de un nuevo orden vital donde la sostenibilidad debe tomar el control.

Se estima que en el mundo hay unos mil millones de bicicletas. Una gran parte de ellas están en China. También en España, aunque con números más humildes, su uso sigue en constante crecimiento. Una tendencia transformadora que en Barcelona -que ya cuenta con más de 300 vías ciclables- tiene nombre propio: Carmela, las bicis eléctricas capaces de dar respuesta al reto de la movilidad urbana y las consecuencias negativas que tiene el uso irracional del coche en la ciudad.

 

La Vanguardia

 

Coincidiendo con la semana de la movilidad -cuya misión es sensibilizar, tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos, sobre las consecuencias negativas que tiene el uso irracional del coche en la ciudad-, es el momento de poner a la bicicleta en su lugar: en la calle. Más en un momento en el que el planeta no pide un cambio, sencillamente lo necesita. Limpia, silenciosa, versátil, la bicicleta es el principal vehículo por el que se aboga en Europa.

Al trabajo sin emisiones

En el caso de Carmela, los beneficios de apostar por una bicicleta eléctrica se multiplican. Su primer modelo, Carmela24, es la solución urbana ideal para ir al trabajo y realizar cualquier desplazamiento urbano. Hacerlo además realizando un ejercicio moderado gracias a la asistencia en el pedaleo y, por supuesto, sin generar ningún tipo de emisión de CO2. Se adapta a cualquier orografía consiguiendo un punto de equilibrio perfecto entre funcionalidad y diseño, seguridad y ligereza.

La historia de esta bicicleta se remonta a 2015, cuando un equipo de ingenieros inicia el proyecto oh!bike factoria, cuyo objetivo vocacional era -y es- el de contribuir a la transición energética de las ciudades. El reto era el diseñar una bicicleta eléctrica muy simple, ligera y, sobre todo, segura. Y no sólo diseñar, también producir y montar apostando por la industria local. De este modo, se podría hacer un seguimiento cercano y continuado del proceso de fabricación.

Carmela no quería ser una más. Su objetivo era -y es- el de transformar la movilidad sostenible con una bicicleta eléctrica de alto contenido tecnológico, desarrollada y montada en Barcelona. “Hay muchos proveedores en todo el mundo que nos pueden dar la calidad que buscamos, pero queríamos formar parte de todo el proceso. El modo de hacerlo era estar cerca de ellos. La batería, por ejemplo, se ha desarrollado y fabricado conjuntamente con Millor Battery, en el Vallès” afirma Camilo Diestre, responsable de producción y calidad.

 

El objetivo de Carmela es transformar la movilidad sostenible con una bicicleta eléctrica de alto contenido tecnológico, desarrollada y montada en Barcelona

Premio al diseño para la movilidad

Una bicicleta con un ADN 100% de la ciudad condal y donde se han rodeado de los mejores de la ciudad para conseguirla. “Coordinamos el montaje con nuestros amigos de Biciclot, en Poblenou. No podríamos contar con nadie mejor para el ensamblaje. Trabajar con ellos es un privilegio”, explican. En 2018 el equipo de oh!bike factoria lanza una campaña de crowdfunding para financiar el inicio de la producción. En 8 horas alcanzaron el 100% de su objetivo. Treinta días después, lo habían triplicado.

En junio de ese mismo año reciben el premio a Mejor Diseño del Año para la movilidad. Hoy, cuatro años más tarde, Carmela produce en serie y distribuye en distintos países europeos. Como no podía ser de otra manera, en Barcelona está la sede y también una tienda propia donde probar la bicicleta y conocer los detalles del diseño de la mano de sus creadores. Pero en su tienda online se ofrece la personalización con distintos accesorios y envío gratuito.

 

El peso de esta bicicleta elétrica es de tan solo 15 kg, una cifra por debajo de la media en este tipo de vehículos

El peso de esta bicicleta elétrica es de tan solo 15 kg, una cifra por debajo de la media en este tipo de vehículos

 

Equipada con frenos de disco hidráulicos -modulables y con gran potencia de frenado- esta bicicleta eléctrica requiere un mantenimiento cuasi nulo que asegura el perfecto estado del vehículo a cada momento. La correa de distribución (en lugar de cadena) es más limpia, silenciosa y prácticamente no requiere lubricado. Además, solo pesa 15kg, un dato más que relevante en materia de bicicletas eléctricas, pues lo habitual es encontrar pesos superiores a los 20kg.

 

Bicicleta eléctrica e inteligente

Carmela24 no tiene display ni selector de velocidades. No los necesita. El sistema de control mide la fuerza ejercida en el pedal y la cadencia del momento. De esta lectura, la bicicleta decide de manera autónoma el nivel de asistencia necesario, brindando más ayuda en subidas y dosificando la energía en bajadas. Cuenta con dos modos de asistencia: Power y Eco. En función de las necesidades o aspiraciones del usuario, puede seleccionarse el nivel de consumo de la batería, con una autonomía media de 50 km.

 

Camilo Diestre, Design, product development & ind. production de Carmela Bikes

Camilo Diestre, Design, product development & ind. production de Carmela Bikes

 

Todas sus funcionalidades hacen de Carmela24 una elección altamente segura para rodar en ciudad. Una premisa sobre la que, precisamente, la Comisión Europea ha centrado el tema de la Semana de la Movilidad. Algo especialmente relevante si tenemos en cuenta que el actual sistema de movilidad genera cada año más accidentes de tráfico y casi la mitad de ellos son usuarios vulnerables. Una tendencia que ha venido a quedarse y demostrar que las bicicletas eléctricas no son solo para el verano.

 

Fuente: La Vanguardia



Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close